11 de febrero de 2014

ILUSIONES DE PAN TIERNO Novela de Jesus Cancer Campo



Cuando una novela te hace reír y llorar, e inmerso en su lectura fresca y emotiva en la que el autor hace un homenaje a la grandeza de lo sencillo y al amor en todas sus dimensiones, estás tan enfrascado que no deseas que termine, y al finalizar el último de sus capítulos piensas que debes volver a leerla, porque entre más de 150 personajes y una treintena de historias, has pasado por alto algún detalle... como así es.

Cuando es una modesta editorial quien confió en ti para publicarla, porque otras editoriales no la valoraron en su justa medida y, a pesar de ello, la primera edición se ha agotado a los dos meses de su publicación.

Quizá estemos hablando de una gran obra.

Y si además de todo esto, tanto los beneficios de la primera como los de la segunda edición van a ser donados a la Asociación Española Contra el Cáncer, quizá este deba ser nuestro próximo libro a leer.

Gracias Jesús por emocionarnos con estas Ilusiones de pan tierno.



pilarlainphoto

Fotografías y diseño de la cubierta Pilar Laín Capuz


Dalia y Ricardo nos sumergen en una valiente y tenaz crónica de amores e ilusiones, que rompen con los prejuicios y moldes establecidos.
La grandeza de las cosas más sencillas y de las anónimas gentes que las protagonizan, día a día, en un pueblo de Los Monegros, hace ahora 50 años.
Un historia de amor atrapada entre las garras de una sociedad marchita.

-Ahhh, ilusiones de pan tierno...
Así se le hace ver a alguien la imposibilidad o, cuanto menos la gran dificultad de lograr lo que desea.
Es una expresión que a menudo utilizaba mi abuela María cuando nos quería bajar a la realidad inmersos en nuestras ilusionadas esperanzas y ensoñaciones infantiles por alcanzar algún utópico propósito.
El pan tierno era el maná de nuestra añorada inocencia y poníamos en él todo el aprecio que merecía ese manjar indispensable.
Con la feliz visión del arco iris viene la irresistible tentación de ascender la colina hasta alcanzarlo y, en ese afán, avanzar una y mil veces sin perder la ilusión de abrazar esa utopía, aunque tantas veces se nos muestre imposible.

Jesús Cancer Campo




2 de febrero de 2014

JOSEPHINE MONTER Artista monegrina


La primera vez que visité tu web http://josephinemonter.com/ me llamó la atención la frase con la que comienzas tu presentación: Soy artista desde que mis recuerdos se pierden en el tiempo de muy niña.



ENTES MÍSTICOS (Serie inédita, década de los 80)

Josephine, ¿Qué es para ti ser artista?

Transformar, crear ideas, componer espacios y viajar en el tiempo. Es todo un conjunto de combinaciones que me hacen pensar y sentir. La idea viene (en mi caso) de sentir, pensar, ver, analizar y componer.
La composición es parte del espacio según el cual componemos, (grande, pequeño o diminuto) y cambia lo que quiero expresar o contar, y aquí ya vienen los malestares que te ayudan a desarrollar la idea. La diversidad es tan amplia que no tiene fin y esta es la magia de la creatividad.
El tiempo nos hace mover en el pasado, presente o futuro, según lo que queramos contar o plasmar.
Ser artista te hace vibrar en otras dimensiones y entablar diálogos con todas las cosas que miro, siento y creo.




ENTES MÍSTICOS (Serie inédita, década de los 80)




ENTES MÍSTICOS  (Serie inédita, década de los 80)
A mi pregunta de cual o cuales de sus trabajos me permite publicar, me sorprende rebuscando entre sus lienzos todavía embalados, "te voy a enseñar algo inédito y personal" y así, me muestra unos lienzos realmente sorprendentes que corresponden a la serie ENTES MÍSTICOS realizados en la década de los 80.



 ENTES MÍSTICOS (Serie inédita, década de los 80)


Te has formado en Zaragoza, Barcelona, Siena (Italia) y Nueva York, tienes un largo y nutrido currículum que llenaría por completo el espacio de este reportaje, pero yo no catalogo a los artistas por su currículum, sino por su obra y por lo que esta me transmite.
En tu obra hay espiritualidad, hay fuerza y hay sensaciones. En los temas que tratas, en el colorido que das a tus lienzos, en las miradas de tus personajes, en las rarezas de tus máscaras y en la sencillez de tus esculturas. Una fuerza arrolladora que inunda y, a veces, hasta asusta.
Entrar en tu estudio es como trasladarse a otra dimensión.




ESSENCE OF EMERGING (2002)


Los fotógrafos, al igual que los pintores, buscamos desesperadamente la luz.
Josephine, ¿Dónde está la luz?

Luz es lo que más persigo como artista. Me ha costado muchos años entenderla, hasta que la vida me resolvió el misterio.
Luz y oscuridad van unidas, siempre están juntas, por separado son el todo de una o de otra, y el resultado es el absoluto de las mismas. Al no haber contrastes es imposible crear en tercera dimensión, por eso la luz necesita de la oscuridad y esta, creo, es la lucha que tenemos todos los artistas de cualquier género visual.





Máscara representativa de la diosa Oyá





Josephine en su estudio con una de sus máscaras


Hay una faceta de ti que me inspira y me gusta especialmente, tus máscaras. ¿Qué ocurre cuando nos ponemos una máscara?

Catarsis y transformación. La máscara tiene la magia de la transformación y nos sentimos identificados con lo que representa, por eso tiene tanta popularidad entre nosotros ya que cambiamos de identidad y nos hace sentir diferentes con algo que queremos probar o ser identificados, nos gusta porque cambiamos de personalidad y nos hace experimentar otros sentimientos.
En mi caso, al trabajarlas, también me identifico con lo que representan y me hacen sentir y vivir el momento en el proceso de creación de las mismas.







Esta máscara que muestra Josephine tiene algo especial, me gusta.


Durante más de 38 años tu vida y tu obra han transcurrido en Nueva York. ¿Qué te ha hecho regresar a Sena, tu pueblo natal?.

Simplemente seguir el destino que nos marca la vida el cual no podemos parar, nos da etapas de cambios y esta es una de ellas. Tengo muchos sueños por este nuevo comienzo... que se abre lleno de posibilidades infinitas.



Escultura de "La Mora"

En esta nueva faceta de tu vida en Sena, estás impregnando con tu arte a todo y a todos los que te rodean.
La escultura de la Mora, personaje más o menos de leyenda que tú has inmortalizado colocándola allí, en lo alto del tozal, contemplando el paisaje monegrino. La escultura de la tía Tonina en el monte, personaje del pueblo, ya en el recuerdo de los senenses y que queda allí, sentada y ensimismada, viendo como crecen los tomillos y los romeros. El laberinto de piedras, también en el monte, como recuerdo de aquel en Manitou y quizá como nexo de unión entre dos importantes facetas de tu vida.   Y que decir del trabajo que estás realizando con los niños, transmitíéndoles tus ilusiones y tus conocimientos...



GUARDIANS OF A NEW WORLD (2004)




EYES OF LOVE (2004)



En las distintas series de tu obra pictórica "Búfalo blanco", "Entes místicos", "El impacto de las nucleares", "Energía y luz", "Esperando un cambio", "Expresiones de la vida", "Misterios de la tierra", etc., nos muestras tus inquietudes.
Ahora, asentada aquí, en tus origines, ¿Qué nos vas a contar?

Hace tres años que volví y estoy empezando a sentir diferentes caminos que estoy analizando ya que todo es muy diferente. Tomé un rumbo en mi arte que todavía conservo, pero me doy cuenta que aquí hay otros conceptos y necesidades, mejor dicho, son otras sensaciones e ideas que tengo que estudiar "me siento Monegrina", la fuerza de esta tierra me hace vibrar y sentir energías que van cambiando según las voy conociendo.
Tengo muchas ideas e inquietudes, solamente el tiempo y el trabajo me marcarán el camino, lo importante es empezar, eso me dará la transformación y los cambios.
Solo sé ahora, que tengo mucha ilusión. Observo toda la gama de posibilidades que tengo a mi alrededor para trabajar y componer lo que deseo decir.




Artista es aquel que con su obra inunda nuestros sentidos y consigue emocionarnos y tú, Josephine, "nos emocionas".



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...